Si observamos en detalle los aportes de micronutrientes
de los quesos nos encontramos con noticias importantes:

  • Concentran el calcio de la leche, tanto que bastan sólo 100 grs. de queso de los que habitualmente encontramos en los supermercados (quesillo, Cheddar, Gruyére, Mantecoso, etc.) para cubrir casi todo el calcio que necesita un adulto como requerimiento diario. Sin duda esto es un punto a favor y más aún si se tienen en cuenta que la proporción que tiene de fósforo es muy favorable a la absorción de calcio.
  • Si hablamos de vitaminas, los quesos son ricos en vitamina A y también en vitaminas del grupo B, sobre todo B2 (Riboflavina), B3 (Niacina) y B12.
  • Y si hablamos de oligoelementos, también se debe tener en cuenta que los quesos son fuente de zinc, mineral muy importante como antioxidante.